¡Adios Joomla! ¡Hola WordPress!

Todos los que nos dedicamos al Marketing Online y al Diseño Web, conocemos perfectamente estas dos plataformas y seguramente trabajamos en alguna de ellas.

Para los profanos, decir que son CMS, (Content Management System), sistemas de generación de contenidos para la web.

En Pictograma llevamos más de un año trabajando de forma silenciosa en la conversión de Joomla a WordPress, y actualmente el 80% de nuestros clientes ya cuentan con su página web totalmente migrada.

Nos da pena por Joomla.

Era un matrimonio bien avenido. Llevabamos casi una década trabajando con este CMS y nos iba bien. Como nos consideramos más diseñadores que programadores, nos daba la vida no tener que subcontratar a un informático (que te cobraba lo que quisiera) por montarte un blog o un formulario más o menos currado. Todo esto te lo hacía Joomla con una tremenda facilidad, con lo que nuestros presupuestos también podían ser más competitivos, ofreciendo al cliente más por menos.

Mientras, mirábamos con el rabillo del ojo a WordPress. Tuvimos algún que otro escarceo amoroso con WP, pero siempre fracasó porque no nos daba tanta robustez como Joomla, y porque todavía no contaba con un extenso catálogo de funcionalidades (plugins) que Joomla sí tenía.

Pero entonces, todo comenzó a cambiar…

Hace unos años, la conversión de nuestro amado Joomla 1.5 a 2.0 fué dramática, muy dura…

Nos hizo realmente daño esta actualización profunda, ya que hubo un jaleo tremendo con la compatibilidad de plugins, componentes desactualizados, y, sobre todo, los problemas que nos dió Virtuemart, el componente por excelencia de Joomla para gestionar soluciones de comercio electrónico.

Otra vez dimos una vuelta por la oficina de Matt Mullenweg a ver cómo andaban con su WordPress (la verdad es que siempre nos ha molado el aspecto gráfico de WP, lo aseado de su interface…)

Y lo que vimos de WordPress nos encantó:

Seguía siendo tan bonito como siempre, pero había incorporado y mejorado plugins que le daban mucho más alcance que el de una simple plaltaforma de blog.

Ahora podías crear un carrito con todas sus funcionalidades de una forma sencilla y con todo el potencial (gracias a Woocommerce). Tenías temas gratuitos totalmente responsive, (pero de verdad, no lo que vendían en Joomla) y, por supuesto, las actualizaciones de WordPress eran limpias, transparentes y nada traumáticas -como sí sucedía con Joomla-

Conclusión:

En Pictograma siempre intentamos ofrecer lo mejor para nuestros clientes, y en este caso, nuestro querido Joomla ha llevado muy mal el paso del tiempo (seguimos trabajando algunas cosas con Jom, pero vemos que se ha quedado anclado) mientras que WordPress está cada vez más rejuvenecido, goza de una increible salud y su ascenso es imparable.

Además, la sencillez de uso de cara al usuario final (que es quien paga para poder controlar su web al 100%) es asombrosa en WordPress

Por todo esto, y mucho más que dejamos atrás:

¡Adios Joomla! ¡Hola WordPress!

 

Deja un comentario